19 / 10 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Indefensión en el proceso penal

Valora este artículo
(0 votos)

 

Hasta hace poco no conocía esta palabra, ni su definición menos su significado; ahora puedo decir que la comprendo, es decir, sé que es.

Definiré lo que significa “indefensión”, que según mi criterio es quedarse sin defensa.  En muchas circunstancias de la vida, nos quedamos en estado de indefensión, aunque lo ignoremos.  Hablo de que al no conocer que es indefensión, muchas personas podríamos ser víctimas de esta, sin que podamos tomar una posición para enfrentarla.

Las personas en su gran mayoría, pasan por la vida sin tener que enfrentar un proceso penal, pues somos formados para el bien, así, infringir las leyes es la excepción, que rara vez debería ocurrir, sin embargo, hoy, que las leyes son tan extremistas, pues, el Código Orgánico Integral Penal Ecuatoriano, tiene leyes para castigar todo, sin exageración, y sé que muchos entendidos en Derecho y sus profesionales, estarán de acuerdo.

Más aún, cuando he sabido que se pretende legalizar la privación de libertad de las personas hasta por tres años, por la causa de maltrato animal propiciado a mascotas de compañía; entiendo la buena intención de los legisladores, más, este tipo de leyes extremistas, dan lugar, a que los odios, sigan creciendo y cobrando más víctimas procesados y acusados de delitos que muchas de la veces son construidos por adversarios o enemigos.

Creo que el tema de tratar de frenar la crueldad, no se encuentra en la norma, está en el hogar, tenemos que aprender a dar buena crianza a los hijos, enseñando ante todo el bien.

Por todo lo indicado, afirmo que es responsabilidad de cada persona conocer sus derechos y hacerlos respetar, y uno de estos derechos constitucionalmente reconocido es el derecho a la defensa; más cuando se trata de un proceso penal, donde se encuentra en juego derechos fundamentales, esa defensa tiene que ser muy bien aplicada; sobre todo, entendiendo que un proceso penal no se hace para privar de la libertad al encausado, sino para analizar si su libertad pone en riesgo al resto de la sociedad.

Los juzgadores, en posición propiamente imparcial, deben propiciar la defensa, puesto que su inobservancia significa dejar al procesado en indefensión, violando una garantía del debido proceso, lo que produce nulidad de lo actuado.  

Por lo anotado, no solamente el procesado penalmente debe preocuparse de estar bien defendido, sino los juzgadores saben que un proceso de juzgamiento será efectivo si la defensa del procesado también es efectiva, más, si condenan a un procesado que dejaron en indefensión desde el inicio, confirman su incapacidad para operar justicia, y el resultado siempre es la antítesis de la justicia, es decir, la injusticia.(O).

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Pensamiento, palabra y acción
Cada uno da a las palabras que emplea el sentido que le es accesible. Y, a la vez, un individuo…
Subjetividad en la sana crítica
La sana crítica es usada por los jueces en los procesos judiciales y se compone de inferencias o conclusiones de…
Escrito por
Cambió profundamente la correlación de fuerzas
El garrotazo propinado por el gobierno al pueblo del Ecuador el miércoles 2 de octubre del presente año cambió de…
Escrito por
La justicia por tuit propio no es justicia, es barbarie
Las historia de Andrea y Miguel es una en la que el común denominador es la violencia intrafamiliar. Violencia entre…
La pose artística del lector activo
La capacidad de entendimiento frente al texto solo se da cuando se comprende lo que se lee; y, en caso…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Enero 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Edición digital